Leche y Latte Art

Imagen del Café Leche y Latte Art
Herramientas:

Máquina espresso, jarra de acero inoxidable especial mediana o pequeña, paño húmedo, termómetro, taza, leche entera y espresso. 


Ratio: relación café agua 1:16
Tiempo de infusión: 12 a 15 segundos
Rendimiento: 350 g de bebida (dos tazas).

Modo de preparación

1 En una jarra limpia y seca, colocar leche entera fría hasta la parte inferior interna del pico (capacidad máxima y mínima de la jarra).
2 Purgar la lanceta para eliminar posibles restos de agua. Procurar tapar la lanceta con el paño a fin de evitar quemaduras.
3 Introducir el pico de la lanceta en el interior de la jarra, procurando que siempre tenga su base paralela al suelo. Es importante que el pico de la lanceta esté en el medio de la jarra, no muy hundido ni muy por encima de la superficie de la leche, simplemente un centimetro adentro.
4 Accionar la lanceta permitiendo el paso de vapor. Al principio, el sonido se percibirá fuerte, hasta volverse cada vez más debil. Es importante observar el remolino interior ya que es un indicio de que el aire está bien distribuido, creando microespuma.
5 Una vez que la leche dejó de emitir sonido, y este resulta cada vez más agudo, apagar la lanceta y retirar suavemente la jarra. Limpiar la lanceta con un paño húmedo y purgar para retirar el excedente de leche.
6 Constatar la temperatura de la leche con el termómetro: no debe superar los 65°C.
7 Arremolinar la jarra para integrar leche líquida y espuma e igualar texturas. La consistencia de la leche debe ser parecida a una crema sin montar o una pintura látex, sin ser pesada, pero con brillo y elasticidad.
8 Para empezar a practicar latte art es aconsejable empezar por la figura más simple: un corazón. Para empezar, verter la leche (previamente integrada) lentamente, partiendo del medio de la taza, que debe estar levemente inclinada. Es importante que el vertido sea en círculos, suave y en sentido horario.
9 Una vez que la mitad de la taza se encuentre llena, acercar el pico hacia el centro de la taza, permitiendo que el pico casi toque el liquido, y verter más grueso dejando caer más cantidad de espuma, que es lo que le dará volumen al cuerpo del corazón. Es importante ir enderezando la taza a medida que se vierte la leche.
10 Una vez que la taza esté casi llena, enderezarla por completo, subir el pico de la jarra y, con un vertido fino, "cortar" la figura hacia adelante para finalizar el corazón. La figura debe quedar centrada y simétrica respecto del contorno de la taza. La destreza en el latte art solo se consigue practicando y texturizando la leche de la misma forma una y otra vez, e integrándola con movimientos claros y concisos. Es recomendable pasar a otra figura una vez que la anterior se domine por completo.
11 Enjuagar la jarra y disfrutar.
Reservas